Obtener Adobe Flash Player

El Administrador de Fincas es un profesional con la formación adecuada para el desempeño de sus funciones.

Para acceder al título, actualmente sólo hay dos fórmulas: la posesión de determinados títulos universitarios con los que se obtiene el acceso directo (Licenciados en Derecho, en Ciencias Políticas, Económicas y Comerciales, Profesor Mercantil, Procurador de los Tribunales, Ingeniero Técnico Agrícola, Forestal, Ingeniero Agrónomo, de Montes, Veterinario, Perito Agrícola y Ayudante de Montes), o aprobar el plan de estudios de la Escuela Oficial de Administradores de Fincas, autorizado por el Ministerio de Fomento, cuya docencia imparten once Universidades españolas, mediante la creación de un título propio de cada una de ellas , con un mínimo de 180 créditos, y que se desarrolla en tres años.

NUEVA DIRECCIÓN:

C/Lope de Vega, 3 bajo. 18002 - Granada

Corresponde al administrador:

a) Velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios, y hacer a estos efectos las oportunas advertencias y apercibimientos a los titulares.

b) Preparar con la debida antelación y someter a la Junta el plan de gastos previsibles, proponiendo los medios necesarios para hacer frente a los mismos.

c) Atender a la conservación y entretenimiento de la casa, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes, dando inmediata cuenta de ellas al Presidente o, en su caso, a los propietarios.

d) Ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros que sean procedentes.

e) Actuar, en su caso, como secretario de la Junta y custodiar a disposición de los titulares la documentación de la comunidad.

f) Todas las demás atribuciones que se confieran por la Junta.

[artículo 16 de la Ley 8/1999, de 6 de abril, de Reforma de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal, BOE núm. 84, de 08-04-1999]